Fotografía de: Ayesha Marin

Hellen Rodel es une artista visual de La Plata, Buenos Aires. Sí, digo “une” porque se considera a si misme como “no binarie”. Es un factor que influye en sus creaciones, pues todo lo que creas, eres tú también.

Se inspira en el todo, la vida misma, la música (el acid house y el rock, específicamente). Es de esas personas que piensa que las ideas vienen solas, de cosas buenas pero también las malas. Le gusta el mate, la tranquilidad, desconectarse para crear y necesita, sí o sí, buena onda para trabajar.

Sus obras de arte son un tema de discusión, para mi, hay una mezcla entre el nudismo, el génesis y la sexualidad. Me gusta llamarlo: “El Universo Rodel”. Además, por momentos, ese “Diose” del que nos habla en los tips que tenemos más abajo, lo veo bien representado en todas las obras. Yo prefiero que tú mismo/a las veas y asocies con lo que quieras. Total, el arte no tiene un concepto muy bien definido y no hay cosas buenas o malas, simplemente hay expresiones distintas:

3 tips que no le fallan

El proceso creativo es algo muy propio, lo que puede funcionarle a algunos, no le funciona a todos. Pero, eso no nos detiene de aportar ideas para que puedas crear. Aquí te van los consejos de Hellen, escritos por elle misme:

  1. Tener una relación consciente con un poder superior a mí. En mi caso es una deidad universal a quien llamo Diose porque no es algo ni femenino ni masculino. El género es una construcción humana y yo, como una persona no binaria, no lo voy a aplicar en mis concepciones. Mi relación con Diose se nutre cada vez que medito, hago yoga, oro, hago fotos o me dedico a la edición. Este contacto me ayuda a recibir inspiración más a menudo y a estar conectade con mi arte, que es un mundo adentro de mí.
  2. Ocuparme de mi bienestar. Es imposible crear contenido bueno si no duermo, no como bien, estoy enferme o me descuido de alguna otra manera. Si bien yo trabajo de mi arte y es una ocupación full time, la verdad es que la experiencia me enseñó que de todos modos yo estoy primero que el trabajo.
  3. Salir de la zona de confort. Para mí, esto significó empezar a estudiar arte académicamente, abrirme a relacionarme y aprender de otrxs artistas (que al principio me costaba porque ego) y estar dispueste a probar cosas nuevas en todo sentido. Creo que es lo mejor que se puede hacer.

Ah, y me paso de los 3 tips, pero otro consejo buenísimo es tratar de mantener la mente despejada. La inspiración viene más y mejor. Me desconecto de las redes una vez por semana y busco pasar un día sin estructuras.