Matías Ramayo es un artista visual radicado en Buenos Aires, que mezclando los grabados, pintura y collages, descubrió que podía comunicar lo que sentía, viéndose reflejado en cada trazo que daba. Así nos contó miles de historias con su arte.

Comenzó agregando maquillaje a hombres en sus composiciones, desafiando los estándares sexuales. Después se dio cuenta de que armando collages con partes consideradas “masculinas” y “femeninas”, encontró la combinación perfecta para hacer notar su propuesta.

Mirá un poco más de esta serie haciendo click en la fotografía.

Esta es la forma de protesta que usa para manifestar sus pensamientos. Tiró todo lo antiguo y estático para mostrar lo que florece dentro de él: su identidad de género. Aunque sigue admirando lo clásico y su mímesis, dentro de su cabeza las combinaciones lo llevan a crear (o explotar), obras como estas: